Un hogar no puede fallar después de costosa adquisición. Una inspección profesional de la vivienda le proporciona una visión independiente e imparcial de cualquier problema y sus soluciones, de modo que tendrá todos los datos que necesita para tomar una decisión sólida e informada antes de esa adquisición.

Dependiendo del tamaño y condición del hogar, una inspección minuciosa de la casa no llevará más de cuatro horas, generalmente entre una hora y media y tres horas. Se acompañará ésta inspección de un informe escrito y detallado de todo lo observado.

Tomamos en serio nuestros informes de inspección. Cada inspección es un análisis completo y exhaustivo de todos los principales sistemas y componentes en el hogar. El informe incluye una descripción clara de lo que hemos encontrado con las áreas problemáticas observadas, para que pueda identificarlas fácilmente. El informe prioriza los hallazgos y deja en claro cuáles son los temas que son cuestiones de seguridad, que pueden necesitar reparación y que pueden ser solo cuestiones estéticas. Nuestros inspectores también brindan una consulta telefónica gratuita después de su inspección, si así lo solicita.





Una inspección minuciosa de la casa incluirá lo siguiente:


  - Exterior (tejas, tapajuntas, chimeneas, orificios de ventilación, molduras y canaletas, goterones, tragaluces, bajantes y otros elementos visibles del techo, puertas, buhardillas, cimientos, ventanas, cubiertas, porches, revestimientos exteriores, electricidad y fontanería, garajes, paseos, caminos de entrada, etc.).

  - Áticos (aislamiento, ventilación, vigas, viguetas, cerchas, cableado y otros elementos relacionados visibles).

  - Interior (pisos y techos, paredes, escaleras (si corresponde) y barandillas, acabados, fregaderos, detectores de humo y artículos relacionados con la seguridad, chimeneas y otros componentes visibles relacionados con el interior)

  - Sistemas eléctricos (acometida y cuadro electrico general, interruptores y tomas de corriente, cajas de conexiones y cables visibles, sistema de conexión a tierra y otros componentes eléctricos relacionados).

  - Fontanería y accesorios (presión del agua, sistema de distribución de agua, sistema sanitario).

  - Sistemas de calefacción y refrigeración (filtros de aire, conductos, aire acondicionado).

  - Sótanos aislamiento, ventilación, elementos estructurales, pisos y paredes, escaleras, ventanas y columnas).

Las inspecciones de viviendas pueden ayudarle a comprar o vender su casa con confianza. Como profesionales capacitados le brindaremos una ayuda para convertirlo en un consumidor / dueño de casa bien informado.

Los propietarios pueden identificar problemas en la fabricación y tomar medidas preventivas para evitar costosas reparaciones. Los vendedores pueden comprender las condiciones que el inspector del comprador puede señalar y poner la propiedad en mejores condiciones de venta haciendo las reparaciones. Tanto en las casas nuevas como en las más antiguas, la mejor manera de asegurarse de estar bien informado sobre los puntos fuertes y débiles de una propiedad es realizar una inspección profesional de la vivienda. Estamos capacitados para identificar áreas problemáticas, tanto pequeñas como grandes, que puedan haber sido ignoradas por los propietarios anteriores e identificar aquellas que requieren atención inmediata.

Lo último que desea es mudarse a una casa sin conocimiento de posibles problemas. Los problemas pueden ser costosos de reparar o incluso peligrosos para su salud. Es por eso que es fundamental elegir un servicio de 'detective' como el nuestro para inspeccionar la propiedad.